martes, 7 de julio de 2009

¿ Y para las futuras generaciones, qué?

Los jóvenes participantes mostraron interés en trabajar la problemática del monocultivo.


Tercera nota que nos permite santotome-online para llegar a propios y extraños. ¡Todavía! no recibimos ningún mail opinando sobre los 2 artículos anteriores. ¿Son temas que no interesan a nadie?... ¿El medio ambiente sigue siendo tal vez eso…”medio”…? ¿Habrá que esperar que el ambiente esté “lleno”?... ¿No será demasiado tarde?...
Bueno, dejando de lado estos y tantos otros interrogantes, me permito encarar el tema de hoy, porque exige una respuesta.
Entre el miércoles 24 y el sábado27 de junio del corriente año, compartieron con miembros de la Asamblea y también, con vecinos, docentes y alumnos de nuestra ciudad, dos jóvenes educadores ambientales, integrantes de la institución Internacional Amigos de la Tierra: Eduardo Sánchez y Virginia Passo. Del ruido de la gran urbe a la paz de nuestra ciudad. De la selva de cemento al resto de “selva” nativa que todavía nos queda y el monocultivo exacerbado de pinos y eucaliptos que aprisionan nuestras viviendas. Es un muro verde y desierto que cada vez parece acercarse más a nuestra ciudad. “Ellos” dicen “selva”, “monte”; nosotros decimos monocultivo y desierto verde que sirve únicamente al dueño y políticos corruptos. Es un desierto verde y asesino, porque mata el suelo, el aire, el agua y la biodiversidad –léase flora y fauna-. Decía que, Eduardo y Virginia, pudieron compartir –antes de la emergencia sanitaria provincial por suerte-, un paseo por las tranquilas aguas del Río Uruguay testimoniando con fotografías y filmaciones cómo los pinos y eucaliptos llegan hasta la orilla del río, destruyendo la mata nativa costera. ¿Sabrán “ellos” que “existe una Ley de Ordenamiento de bosques nativos? “Ellos”, los de la empresa que se llaman justamente Bosques, pero del Plata, que prohíben ir por las nativas?


Amigos de la Tierra realizaron tres talleres con muy buena participación: estudiantes del ISFD “Jorge Luís Borges” del Profesorado de Educación Primaria y de Biología dejaron plasmados algunos mensajes a sus mayores como el título de esta nota y otros:”Es increíble lo lindo que era el paisaje antes y cómo está ahora! ¡Ayúdennos a cuidar el medio ambiente!”; “Se gana mucho dinero destruyendo el medio ambiente!, ¡Pero de qué vale si después no podremos disfrutarlo!”; “Si cuidamos nuestros bosques nativos estamos protegiendo nuestro futuro”; “Recuperemos los bosques naturales! ¡Basta de plantar pinos!”; “Atención! un llamado a la solidaridad: se necesita donantes de pulmón para vecinos del Atalaya afectados por el humo de los aserraderos”; “Plantar árboles está bueno, pero pinos?”. También compartieron un par de horas con chicos de la primaria de la Escuela del Piso, la 687 “República Oriental del Uruguay” que sorprendieron con sus reflexiones sobre los pinares santotomeños. Comprobaron que aún en un espacio pequeño se puede aportar mucho al medio ambiente como lo hace el vivero de doña Tuna. Y para cerrar vivieron la hospitalidad de los vecinos del Atalaya que sufren preocupados por el funcionamiento ilegal de los aserraderos que privilegian lo económico al bienestar de los habitantes.
Los jóvenes, comentábamos con Eduardo y Virginia minutos antes de volver a Buenos Aires, están preocupados y desalentados con el funcionamiento de sus instituciones y los partidos políticos. Ven mucho desinterés y falta de conciencia por parte del municipio. Quieren participar pero los “políticos” están en otra cosa repitieron permanentemente. También reclaman acciones concretas para evitar el desastre, pero no ven respuestas de sus autoridades y ejemplifican con dureza la realidad: Cianobacterias en las aguas del Río Uruguay; basurales a cielo abierto; deforestación; tornados; instalación de aserraderos sin controles oficiales y sin habilitaciones; contaminación de los arroyos y también de las personas que trabajan en los pinos, que llevan a sus casas las “mochilas” y veneno para hacer changas los fines de semana, etc.
Hoy estamos en emergencia por una enfermedad y esta puede ser corta o no. Ya nos trae una serie de dificultades y cambios de hábitos. ¿Qué pasaría si entramos en una emergencia ambiental por disminución de recursos como el agua o el aire?...
Para que esta crónica no sea simplemente el registro de una actividad más de la Asamblea Ambientalista Santotomeña, creemos necesario interesar justamente a nuestros representantes en los distintos partidos políticos para que incluyan en sus debates propuestas concretas que realizamos a través de la Asamblea, como bien lo señala la Carta Orgánica Municipal: “Promover la participación de los vecinos en los asuntos públicos como idea central del régimen democrático”.
Es indispensable pensar en la inclusión de una Defensoría en la próxima reforma de la Carta orgánica como lo establece la Constitución Nacional en su Artículo 86 y 139 de la Provincial cuando se refiere al Defensor del Pueblo.
Pero, en este punto podemos concebir una innovación importantísima al crear la Defensoría Ambiental con facultades en las áreas de de la defensa de los Derechos Humanos como el acceso a la educación, la salud, la vivienda, a un ambiente sano y a la protección de nuestros valiosos recursos naturales actualmente en riesgo, tal cual lo conciben y proponen juristas y estudiosos del tema. Nuestra Asociación cuenta con profesionales y ciudadanos idóneos para llevar adelante este desafío. Por eso instamos a que hagan llegar sus sugerencias. Necesitamos estar juntos para empezar a cambiar ya.
Gracias. Roberto Arce
Asamblea Ambientalista Santotomeña – E-mail: aasantoto@yahoo.com.ar 27/05/09